Calamar gigante en canarias

Calamar gigante en canarias

Calamar colosal vivo

Pero tras años de búsqueda, en 2012 un grupo de científicos del Museo Nacional de Ciencias de Japón, junto con colegas de la cadena pública japonesa NHK y del Discovery Channel, filmaron por primera vez un calamar gigante en su hábitat natural. La especie fue grabada por primera vez en vivo en 2006, después de que los investigadores suspendieran un cebo debajo de un barco de investigación frente a las islas Ogasawara para intentar enganchar un calamar gigante. Mientras la cámara zumbaba, el equipo de investigación sacó a la superficie un calamar de 7 metros con vida, lo que permitió a la gente de todo el mundo ver por fin un calamar gigante vivo y que respiraba.
Los calamares gigantes pueden atrapar a sus presas a una distancia de hasta 10 metros disparando sus dos tentáculos de alimentación, que están provistos de cientos de potentes ventosas con dientes afilados. Estos tentáculos de alimentación son muy largos, y a menudo duplican la longitud total del calamar gigante por sí solos.
Estas especies de calamares están estrechamente relacionadas con los caracoles, las almejas e incluso las babosas: todos son moluscos, que se definen por sus cuerpos blandos. Algunos de estos cuerpos blandos están encerrados en conchas duras, como las almejas y los caracoles, pero no los calamares.

Anzuelos para calamares colosales

El calamar gigante (Architeuthis dux) es una especie de calamar de aguas profundas de la familia Architeuthidae. Puede alcanzar un tamaño tremendo, ofreciendo un ejemplo de gigantismo en aguas profundas: según estimaciones recientes, el tamaño máximo es de unos 12-13 m (39-43 pies)[2][3][4][5] para las hembras y 10 m (33 pies)[3] para los machos, desde las aletas posteriores hasta la punta de los dos largos tentáculos (más largos que el calamar colosal, con una longitud estimada de 9-10 m (30-33 pies),[6] pero sustancialmente más ligeros[7]). El manto del calamar gigante mide unos 2 m (más en las hembras, menos en los machos), y la longitud del calamar, excluyendo sus tentáculos (pero incluyendo la cabeza y los brazos), rara vez supera los 5 m[3].
El calamar gigante está muy extendido y se encuentra en todos los océanos del mundo. Suele encontrarse cerca de los taludes continentales e insulares desde el océano Atlántico Norte, especialmente en Terranova, Noruega, el norte de las Islas Británicas, España y las islas oceánicas de las Azores y Madeira, hasta el Atlántico Sur, alrededor del sur de África, el Pacífico Norte, alrededor de Japón, y el Pacífico Sudoccidental, alrededor de Nueva Zelanda y Australia[10] Los ejemplares son raros en latitudes tropicales y polares.

Calamar gigante de nueva zelanda

El calamar gigante (Architeuthis dux) es una especie de calamar de aguas profundas de la familia Architeuthidae. Puede alcanzar un tamaño tremendo, ofreciendo un ejemplo de gigantismo en aguas profundas: según estimaciones recientes, el tamaño máximo es de unos 12-13 m (39-43 pies)[2][3][4][5] para las hembras y 10 m (33 pies)[3] para los machos, desde las aletas posteriores hasta la punta de los dos largos tentáculos (más largos que el calamar colosal, con una longitud estimada de 9-10 m (30-33 pies),[6] pero sustancialmente más ligeros[7]). El manto del calamar gigante mide unos 2 m (más en las hembras, menos en los machos), y la longitud del calamar, excluyendo sus tentáculos (pero incluyendo la cabeza y los brazos), rara vez supera los 5 m[3].
El calamar gigante está muy extendido y se encuentra en todos los océanos del mundo. Suele encontrarse cerca de los taludes continentales e insulares desde el océano Atlántico Norte, especialmente en Terranova, Noruega, el norte de las Islas Británicas, España y las islas oceánicas de las Azores y Madeira, hasta el Atlántico Sur, alrededor del sur de África, el Pacífico Norte, alrededor de Japón, y el Pacífico Sudoccidental, alrededor de Nueva Zelanda y Australia[10] Los ejemplares son raros en latitudes tropicales y polares.

Comentarios

El calamar colosal es un enorme calamar que vive en las profundidades del mar que rodea la Antártida, y es poseedor de múltiples récords. No sólo es el mayor invertebrado de la Tierra, sino que también tiene los ojos más grandes de cualquier animal, más grandes incluso que los de las grandes ballenas.  El conocimiento humano del calamar colosal se basa en los escasos ejemplares capturados en las pesquerías de aguas profundas y en los picos que se han encontrado en los estómagos del depredador más importante de esta especie, el cachalote. Con unas posibilidades de estudio tan limitadas, es difícil caracterizar la biología y la ecología de una especie tan rara, incluso de un tamaño tan grande como el calamar colosal.
El calamar colosal, que alcanza una longitud combinada de cuerpo y tentáculos de hasta 46 pies (14 m) y un peso de al menos 1100 libras (500 kg), es un gran depredador de aguas profundas.  Como en muchas especies grandes, todos los individuos más grandes son hembras.  Se alimentan de peces pequeños y grandes (incluida la merluza negra) y de otros calamares.  Sus tentáculos están cubiertos de ventosas equipadas con fuertes y afilados anzuelos, que utilizan tanto para capturar presas como para luchar contra la depredación.  Los escritores han imaginado a menudo que esta especie libra feroces batallas con los cachalotes, dejando a ambas especies heridas.  La mayoría de los cachalotes del sur están cubiertos de cicatrices de colosales anzuelos de calamar.  Otros mamíferos buceadores (incluido el elefante marino del sur) y los grandes depredadores del Océano Austral se alimentan de calamares colosales juveniles, pero el cachalote es la única especie conocida que captura adultos.  Se desconocen los comportamientos específicos de apareamiento de esta especie, pero se reproduce por fecundación interna.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos