Donacion de organos en canarias

Donacion de organos en canarias

Viaje a cuba en 360 grados vr – episodio 4

La población objeto de estudio son los estudiantes de medicina de las universidades españolas a partir de la base de datos del Proyecto de Colaboración Internacional de Donantes, estratificados por área geográfica y curso académico (n = 9275). El instrumento utilizado es el cuestionario de actitud ante la donación de órganos para trasplante “PCID-DTO-Ríos”, validado con una varianza explicada del 63,203% y α = 0,834. Se aplicó la prueba t de Student junto con la prueba χ2, complementada con un análisis de los restos, y se aplicó la prueba exacta de Fisher.
De los estudiantes, el 74% indica haber recibido información de los profesores universitarios sobre el trasplante de órganos. En cuanto a las cuestiones específicas de la donación, destaca que sólo el 66,7% (n = 6190) conoce y acepta el concepto de muerte cerebral como muerte de una persona. Sin embargo, sólo el 22% considera que tiene una buena información, y el 35,3% indica que su información es escasa o nula. Los estudiantes indican haber recibido información sobre el trasplante de otras fuentes extrauniversitarias, como la televisión e Internet (80,9%), libros y revistas (73,2%) y la prensa (66,9%). De la información obtenida en el ámbito sociofamiliar, el 60,7% ha obtenido información de la familia y el 58,1% de los amigos. De esta información, el 9% ha sido negativa de los amigos, el 7,5% de la familia, el 6% de Internet y la televisión, y el 4% de los profesores universitarios.

(1571-1621) – la canarie – consort

Los trasplantes más comunes incluyen riñones, corazón, hígado, páncreas, intestinos, pulmones, huesos, médula ósea, piel y córneas[1] Algunos órganos y tejidos pueden ser donados por donantes vivos, como un riñón o parte del hígado, parte del páncreas, parte de los pulmones o parte de los intestinos[3], pero la mayoría de las donaciones se producen después de que el donante haya fallecido[1].
En 2019, España tenía la tasa de donantes más alta del mundo, con 46,91 por millón de personas, seguida de Estados Unidos (36,88 por millón), Croacia (34,63 por millón), Portugal (33,8 por millón) y Francia (33,25 por millón)[4].
A fecha de 2 de febrero de 2019, había 120.000 personas esperando un trasplante de órganos para salvar su vida en EE.UU.[5] De ellas, 74.897 eran candidatos activos a la espera de un donante[5] Si bien las opiniones sobre la donación de órganos son positivas, existe una gran diferencia entre el número de donantes registrados en comparación con los que esperan donaciones de órganos a nivel mundial[6].
Para aumentar el número de donantes de órganos, especialmente entre las poblaciones infrarrepresentadas, los enfoques actuales incluyen el uso de intervenciones optimizadas en las redes sociales, exponiendo contenidos educativos adaptados sobre la donación de órganos a los usuarios de las redes sociales[7].

Egkk-eidw [xplane11|a21n|vatsim|eng/fil]

Un portavoz del Ministerio de Sanidad dijo: “Las 98 donaciones de órganos conseguidas en nuestra comunidad, con un incremento del 14%, suponen el mejor resultado de la historia de nuestros programas de donación y un aumento extraordinario respecto al número de donantes del año anterior, obteniendo una tasa de 46,7 donantes por millón de habitantes, superando la tasa nacional de 43,4”.
Por hospitales, se han registrado un total de 86 trasplantes renales y siete pancreáticos en el Hospital Universitario de Canarias; 51 de hígado en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria y 55 de riñón en el Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil de Canarias.
El Hospital Universitario de Canarias es el centro autonómico de referencia para el trasplante renal de donante vivo. Durante 2016, 14 de estas donaciones se realizaron en Canarias, lo que supone prácticamente mantener la actividad anual.
El número de trasplantes renales realizados en 2016 ha ascendido a 141, un resultado solo superado por los 145 trasplantes realizados en 2007 y un incremento del 14,6% en 2015. Los 55 trasplantes renales realizados en el Hospital Universitario Insular Materno Infantil supusieron un récord histórico para este hospital, que inició el programa de trasplantes en 2007.

Ernesto lecuona – preludio en la noche

Las cifras publicadas para 2017 revelan que 2.183 personas en España se convirtieron en donantes de órganos el año pasado después de haber fallecido. Esto supone 46,9 por millón de habitantes (pmp), una forma estándar de medir la tasa de donación en un país.El competidor más cercano de España es Croacia, con 38,6 pmp (2016). Ha mantenido su posición como líder indiscutible durante los últimos 26 años. El Independiente
Cuando se intenta explicar el éxito de España, es el sistema de “opt-out” (o consentimiento presunto) para la donación de órganos de personas fallecidas lo que quizás se cita más a menudo. A pesar de que España cuenta con un sistema de presunción de consentimiento nominal, en la práctica los coordinadores hacen todo lo posible para averiguar si un paciente está dispuesto a donar antes de morir, y también si sus familiares o seres queridos se sienten cómodos con ello. Los independientes
Aunque el sistema de exclusión voluntaria se creó en 1979, las cosas no despegaron realmente hasta que España puso en marcha los sistemas administrativos necesarios para acogerse a esta norma. En concreto, en 1989, el Ministerio de Sanidad español creó la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). Este organismo se encargó de coordinar y supervisar las actividades de donación y trasplante en toda España. La ONT tuvo éxito: las donaciones pasaron del 15 por millón al 30 por millón en menos de 10 años.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos