El volcan de las islas canarias

El volcan de las islas canarias

Mapa del tsunami del volcán de las islas canarias

Este artículo tiene un estilo de citación poco claro. Las referencias utilizadas podrían ser más claras con un estilo de citación y notas a pie de página diferente o coherente. (Enero 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
Cumbre Vieja es una cresta volcánica activa aunque inactiva en la isla volcánica oceánica de La Palma en las Islas Canarias, España, que entró en erupción dos veces en el siglo XX – en 1949, y de nuevo en 1971.
La Palma es una isla volcánica oceánica, situada en la Placa Africana y es actualmente -junto con Tenerife- una de las más activas desde el punto de vista volcánico de las Islas Canarias[2] Las erupciones históricas en la Cumbre Vieja se produjeron en 1470, 1585, 1646, 1677, 1712, 1949 y 1971[3].
Desde ~125 ka, toda la actividad eruptiva submarina ha estado asociada a la Cumbre Vieja con erupciones que abarcan toda la cresta de ~25 kilómetros de longitud. Se sabe que la Cumbre Vieja continúa al sur de la Punta de Fuencaliente gracias a las prospecciones submarinas. No se ha observado ni registrado actividad volcánica relacionada con la extensión submarina.

Volcán de atenas

Este artículo tiene un estilo de citación poco claro. Las referencias utilizadas podrían ser más claras con un estilo de citación y notas a pie de página diferente o coherente. (Enero de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
Cumbre Vieja es una cresta volcánica activa aunque inactiva en la isla volcánica oceánica de La Palma en las Islas Canarias, España, que entró en erupción dos veces en el siglo XX – en 1949, y de nuevo en 1971.
La Palma es una isla volcánica oceánica, situada en la Placa Africana y es actualmente -junto con Tenerife- una de las más activas desde el punto de vista volcánico de las Islas Canarias[2] Las erupciones históricas en la Cumbre Vieja se produjeron en 1470, 1585, 1646, 1677, 1712, 1949 y 1971[3].
Desde ~125 ka, toda la actividad eruptiva submarina ha estado asociada a la Cumbre Vieja con erupciones que abarcan toda la cresta de ~25 kilómetros de longitud. Se sabe que la Cumbre Vieja continúa al sur de la Punta de Fuencaliente gracias a las prospecciones submarinas. No se ha observado ni registrado actividad volcánica relacionada con la extensión submarina.

Cúpula de lava

La geología de las Islas Canarias está dominada por la roca volcánica. Las Islas Canarias y algunos montes submarinos del noreste forman la Provincia Volcánica de Canarias, cuya historia volcánica comenzó hace unos 70 millones de años[1] La región de las Islas Canarias sigue siendo volcánicamente activa. La erupción volcánica más reciente en tierra ocurrió en 1971 y la más reciente bajo el agua fue en 2011-12.[2]
Las Islas Canarias son un archipiélago de islas volcánicas de 450 km de longitud, con orientación este-oeste, situadas en el Océano Atlántico Norte, a 100-500 km de la costa del noroeste de África[3] y situadas en la placa tectónica africana. Las Islas Canarias son un ejemplo de vulcanismo intraplaca porque están situadas lejos (a más de 600 km) de los bordes de la placa africana[4].
De este a oeste, las islas principales son Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife, La Gomera, La Palma y El Hierro[Nota 1]. Las siete islas principales de Canarias se originaron como volcanes submarinos separados en el fondo del océano Atlántico, que se encuentra a una profundidad de entre 1.000 y 4.000 m en la región canaria.

El volcán aegina

Según las creencias de los aborígenes canarios (guanches), Guayota, el rey del mal, el diablo, vivía dentro del Teide (infierno), y secuestró al dios Magec (dios de la luz y el sol), y lo bajó al interior del Teide. Los guanches pidieron clemencia a Achamán, su dios supremo, y éste consiguió derrotar a Guayota, rescatar a Magec de las entrañas del Teide y taponar el cráter. Se dice que el tapón blanquecino que puso Achamán es el último cono del volcán, que corona el Teide.
En el mundo clásico, el Teide era fuente de gran fascinación. Incluso el historiador griego Heródoto mencionó el Teide en dos ocasiones: “(…) Atlas es elevado y tiene forma cilíndrica. Se dice que es tan alto que no se puede ver su cima debido a las nubes que lo envuelven tanto en verano como en invierno, y los habitantes lo llaman Pilar del Cielo (…)”. La otra cita dice lo siguiente: “(…) Hay una colina de sal llamada Atlas que es redonda y empinada y tan elevada que no se puede distinguir claramente su cima (…)”.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos