Epoca de injertar aguacates en canarias

Epoca de injertar aguacates en canarias

Palmeras de cola de zorro en florida

Los científicos del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), organismo autónomo adscrito a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias, continúan analizando las enormes posibilidades del cultivo de frutas exóticas en Canarias para explorar nuevas oportunidades de comercialización.
Para ello, los investigadores centran su análisis en la finca Cueva del Polvo (Guía de Isora, Tenerife) con una colección de especies frutales exóticas recientes en el Archipiélago, como el Mamey Colorado o el Jackfruit.
Especial atención merecen en este campo los ensayos de lichi, también conocido como litchi, realizados con diferentes variedades y que han demostrado el interés de este fruto de apreciadas cualidades gustativas hasta el punto de que, en la antigüedad, estaba reservado a los emperadores.
También se pretende aclarar si, en el futuro y utilizando técnicas de mejora innovadoras, se podrían realizar cruces con plantas consideradas más óptimas para obtener variedades mejor adaptadas a medio plazo.

Cómo utilizar el fungicida de cobre y la poda de cuidado

Los aguacates no injertados suelen tardar mucho tiempo en dar fruto, sin embargo, en el caso de los aguacates injertados, a los dos años es posible obtener una gran carga de aguacates. Siendo un medio indispensable para propagar la planta de aguacate, el injerto resulta ser prácticamente el único a través del cual, se pueden adquirir las variedades de aguacates que se deseen plantar, ya que al ser plantados y después de un mes, las semillas tienden a perder su vitalidad y suelen pasar entre 10-15 años para que el árbol se desarrolle completamente y produzca sus frutos.
El injerto de aguacate produce un nuevo crecimiento que puede ser utilizado tanto para nuevas plantaciones como para reparar algunos de los árboles existentes; es por ello que los productores comerciales utilizan los injertos como forma de producción, ya que en estos casos los injertos son muy viables.
Es posible injertar el aguacate tanto con púas como con espigas durante dos épocas del año, que son con yema viva, los primeros días de junio; lo que significa que seguirá creciendo hasta que lleguen los meses de agosto / septiembre o con yema muerta, durante agosto y septiembre; lo que significa que el injerto permanecerá detenido durante el invierno y comenzará a crecer durante la siguiente primavera.

Canal de televisión arabs today

Por Patrice Hanlon, corresponsal | PUBLICADO: 29 de noviembre de 2017 a las 14:00 horas. | ACTUALIZADO: 20 de diciembre de 2017 a las 2:57 p.m. Hola, entrenador de jardinería:  Tenemos un aguacate Haas que está cargado de frutos por primera vez. Hemos metido algunos en una bolsa marrón con plátanos, pero no están madurando. ¿Cómo sabremos cuándo recogerlos? Nos preocupa que el frío arruine los aguacates.
Estimada Gloria: La información que aquí se presenta procede de la extensión cooperativa de UC Davis (http://ceventura.ucanr.edu/Gardening/Garden_Info/avocado_questions/), y de Gary Gragg, propietario de Golden Gate Palms y productor de aguacates (https://www.goldengatepalms.com/avocados). Su información debería ser especialmente útil, ya que se refiere a los climas del Área de la Bahía.
Los aguacates proceden de regiones templadas del mundo, por lo que no les gustan las temperaturas frías. La variedad Haas es originaria de Guatemala y, según la UC Davis, es susceptible de sufrir daños por las heladas cuando las temperaturas caen por debajo de los 29 grados.
No estoy seguro de la edad de tu árbol, pero Gragg recomienda “recoger todas las flores y frutos del árbol hasta que tenga al menos una pulgada de calibre (el calibre se refiere a la anchura del tronco) para evitar que la planta gaste demasiadas energías en la producción temprana de frutos y no en el crecimiento, lo que inevitablemente atrofia el crecimiento, reduciendo así exponencialmente el rendimiento futuro”.

Mi primer intento de cultivar un baobab en phoenix

Persea es un género de unas 150 especies de árboles de hoja perenne pertenecientes a la familia del laurel, Lauraceae[2]. El miembro más conocido del género es el aguacate, P. americana, ampliamente cultivado en regiones subtropicales por sus grandes frutos comestibles.
Son árboles de tamaño medio, de 15 a 30 m de altura en la madurez. Las hojas son simples, de lanceoladas a lanceoladas anchas, que varían según la especie de 5 a 30 cm (1,97-11,81 pulgadas) de largo y 2 a 12 cm (0,79-4,72 pulgadas) de ancho, y están dispuestas en forma de espiral o alternas en los tallos. Las flores se presentan en panículas cortas, con seis pequeños segmentos del perianto de color amarillo verdoso de 3-6 mm de longitud, nueve estambres y un ovario con un solo embrión. El fruto es una baya ovalada o en forma de pera,[3] con una cubierta exterior carnosa que rodea la semilla única; el tamaño es muy variable entre las especies, desde 1-1,5 cm (0,39-0,59 pulgadas) en, por ejemplo, P. borbonia y P. indica, hasta 10-20 cm (3,94-7,87 pulgadas) en algunos cultivares de P. americana.
Las especies de Persea tienen una distribución dispersa, con unas 70 especies neotropicales, que van desde Brasil y Chile en Sudamérica hasta Centroamérica y México, el Caribe y el sureste de Estados Unidos; una única especie, P. indica, endémica de las islas Macaronésicas, en la zona de la costa noroeste de África, incluyendo Madeira y las Islas Canarias; y 80 especies que habitan en el este y sureste de Asia. Ninguna de las especies tolera bien el frío invernal, y las más resistentes, P. borbonia, P. ichangensis y P. lingue, sobreviven a temperaturas de hasta -12 °C (10,4 °F); también requieren un suelo continuamente húmedo y no toleran la sequía. Varias de estas especies se encuentran en bosques amenazados por la destrucción o la deforestación; por ejemplo, P. meyeniana en Chile central.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos