Harina de platano canarias

Harina de platano canarias

Pan de plátano sin cereales (gf/vegan)

Los plátanos Cavendish son los frutos de una serie de cultivares de plátano que pertenecen al subgrupo Cavendish del grupo de cultivares de plátano AAA. El mismo término se utiliza también para describir las plantas en las que crecen los plátanos.
Entre ellos se encuentran cultivares de importancia comercial como el ‘Dwarf Cavendish’ (1888) y el ‘Grand Nain’ (el “plátano Chiquita”). Desde la década de 1950, estos cultivares han sido los plátanos más comercializados internacionalmente[1]. Sustituyeron al plátano Gros Michel (comúnmente conocido como plátano de Kampala en Kenia y Bogoya en Uganda)[2] después de que fuera devastado por la enfermedad de Panamá.
No pueden reproducirse sexualmente, sino que se propagan mediante clones idénticos. Por ello, la diversidad genética del plátano Cavendish es muy baja. La extrema falta de biodiversidad y el hecho de que el Cavendish sea plantado en densos trozos en un monocultivo sin ninguna otra especie natural o plantas que lo amortigüen, significa que el Cavendish es extremadamente vulnerable a las enfermedades, brotes de hongos y mutaciones genéticas que posiblemente lleven a su eventual extinción comercial[3][4][5].

Mi estilo mooncake | 3 tipos | chocolate | nueces | “canario

Hace casi dos años compartí una receta inspirada en el pan de plátano para los cupcakes de plátano con mantequilla de cacahuete que hablaba de mi historia con el pan de plátano.    Fue lo primero que intenté hornear: el número uno.    Y por suerte para nosotros, resultó delicioso, y el pan de plátano pronto se convirtió en un elemento básico en mi creciente repertorio culinario.    Eso sí, fue en una época en la que no era ni sin gluten ni vegana, por lo que el trigo, la leche y los huevos estaban involucrados.    Versión 1.0.
Avancemos hasta hace unos seis años.    Después de descubrir lo mucho mejor que podía ser mi vida con una dieta sin gluten, y de haber adquirido confianza en comer y cocinar sin gluten, empecé a incursionar en la repostería sin gluten.    Naturalmente, el pan de plátano fue una de las primeras recetas que intenté adaptar, y después de unos cuantos experimentos con diferentes combinaciones de harina y almidón utilizando la versión 1.0 como plantilla, concebí una receta de pan de plátano sin gluten y sin lácteos que cumplía todos los requisitos.    Versión 2.0.
Ahora, avance rápido hasta el verano de 2012.    Había recibido una petición de una receta de pan de plátano sin gluten, sin soja, sin frutos secos y vegana de un amigo cercano y lector del blog.    Las dos primeras las tenía claras, así que pensé que evitar las harinas de frutos secos y los huevos y encontrar sustitutos adecuados para ambos sería bastante fácil.

Receta de pan de plátano y nueces sin gluten

Pan de gofio con miel y almendras Entre las recetas más antiguas transmitidas por los guanches está el gofio. Se elabora con trigo, harina, cebada, maíz o garbanzos que se tuestan y luego se mezclan con agua o leche hasta formar una bola. Se puede consumir tanto en frío como en caliente y aún hoy se utiliza como base de muchos platos locales, como el gofio con miel y almendras.
La repostería autóctona es variada y abundante: el pan de limón, el pastel de plátano, el ñame con miel, las tirijaras y el turrón de gofio, así como el potaje de jaramago, una planta típica de las islas, que se asemeja a los grelos.
Las Islas Canarias, con su clima subtropical, son ideales para el cultivo de frutas y hortalizas, y en el interior hay extensas plantaciones de plátanos. La variedad cultivada en Canarias es el plátano enano y es el segundo producto más importante de las islas después del turismo. Sin embargo, en los últimos años los agricultores locales han comenzado a diversificar sus cultivos con otros productos. Entre ellos, frutas exóticas como el aguacate, el mango, la papaya, el kiwi, la fruta de la pasión y la piña.

Banacol – proceso de elaboración del plátano – español

Este alimento tradicional canario es bastante fácil de preparar. Puede mezclarse con leche, añadirse a sopas, miel o plátanos. El gofio se utiliza en muchas recetas diferentes, como la “pella de gofio” (bola de gofio con miel y almendras), el “sancocho” (plato de pescado salado), el “escaldón de gofio”, la mousse de gofio y muchos otros postres de gofio. Hoy en día el gofio no sólo está presente en los restaurantes tradicionales canarios sino también en los platos canarios de alta cocina.
Este alimento natural es conocido por sus altos valores nutricionales. Es rico en vitaminas, minerales, hidratos de carbono, proteínas y fibra. Por sus notables propiedades nutricionales, esta harina tostada se recomienda a todo el mundo, pero está especialmente indicada para los niños, los adolescentes, las personas que tienen necesidades dietéticas especiales y, en general, es ideal para quienes desean una dieta equilibrada y saludable.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos