Listado de especies invasoras en canarias

Listado de especies invasoras en canarias

Voces de bulbul de vientre rojo

El Registro Mundial de Especies Introducidas e Invasoras (GRIIS) presenta listas nacionales validadas y verificadas de especies introducidas (exóticas) y exóticas invasoras a nivel de país, territorio e islas asociadas.
Las listas de control son entidades vivas, especialmente en el caso de las invasiones biológicas, dada la naturaleza creciente del problema. Las listas de comprobación de GRIIS se basan en una metodología publicada y se apoyan en la Herramienta de Publicación Integrada que permite conjuntamente mejoras y actualizaciones continuas para ampliar su cobertura taxonómica y su exhaustividad.
La fase 1 del proyecto se centró en la elaboración de listas de control validadas y verificadas de los países que son parte del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB). La fase 2 tenía como objetivo lograr una cobertura mundial que incluyera a los países que no son parte y a todos los territorios de ultramar de los países, por ejemplo, los de los Países Bajos, Francia y el Reino Unido.
El recurso será un apoyo para que los países avancen en la consecución de la Meta 9 de Aichi para la Diversidad Biológica -en el desarrollo de su Estrategia Nacional para la Diversidad Biológica y Planes de Acción, su Estrategia Nacional para las Especies Exóticas Invasoras y su Plan de Acción, el establecimiento de objetivos y el seguimiento.

10 enormes nidos de avispa (nido de aves vs coche)

El Consejo de Ministros español aprobó el mes pasado una lista específica de 48 especies de plantas, mamíferos, aves y reptiles que a partir de ahora tendrán prohibida la entrada en Canarias (prohibiendo también su tenencia y venta), debido a su “preocupante” potencial invasor.
La lista canaria, elaborada en colaboración con la Comunidad Autónoma, aparece en el real decreto que actualiza el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras. Su objetivo es establecer normas para minimizar el riesgo de introducción de especies exóticas invasoras en las islas, tanto de forma intencionada como no intencionada, y mitigar sus efectos adversos sobre la biodiversidad del archipiélago canario.
Las 48 especies incluyen 19 tipos de plantas, nueve tipos de mamíferos, tres tipos de aves y 17 especies de reptiles. Estas especies, por ley, no pueden ser introducidas en el territorio, ni mantenidas o criadas, ni transportadas (a menos que sea para erradicarlas), ni utilizadas, ni intercambiadas, ni vendidas, y desde luego no deben ser liberadas en la naturaleza.

Canción de kaua’i ‘ō’ō

La intimidación no es sólo un problema en los patios de las escuelas; ¡también es un problema en la naturaleza! Las especies invasoras son plantas y animales que se llevan a un nuevo hábitat e intimidan a las especies autóctonas hasta el punto de que muchas no pueden sobrevivir. Suelen ser más resistentes, más exigentes y se reproducen mucho más rápido. Al ser nuevas en un hábitat, no tienen depredadores naturales. Eso significa que no hay especies que impidan que se apoderen de una zona.
¿Por qué son un problema? Las carpas asiáticas son grandes, tienen un gran apetito y se reproducen rápidamente. Quitan alimento y hábitat a los peces autóctonos y se sabe que se alimentan de los huevos de otras especies de peces. Cuando las carpas comen, remueven los sedimentos y organismos del lecho de los lagos y ríos, convirtiendo un lago claro en uno turbio y cambiando el tipo de especies que pueden sobrevivir en él.
¿Cómo llegaron allí? Los mejillones cebra llegaron con el agua de lastre (el agua que llevan los barcos para ayudarles a mantener el equilibrio mientras están en el mar). También se adhieren al exterior de los barcos o son arrastrados por la vegetación flotante.

Kare 11 weatherminds

En Estados Unidos, el 42% de las especies que figuran en las listas de especies amenazadas o en peligro de extinción están amenazadas por especies exóticas/extraterrestres invasoras: plantas, animales, insectos, hongos y patógenos que florecen en un ecosistema en el que no han evolucionado. Pueden causar estragos en estos ecosistemas depredando o compitiendo con las especies autóctonas, propagando nuevas enfermedades -como la roya del pino blanco, un hongo patógeno introducido en América del Norte desde Asia a principios del siglo XX y que amenaza a los pinos blancos autóctonos sin resistencia innata- o modificando fundamentalmente el hábitat y los procesos ecológicos.
A veces, las especies exóticas simplemente coexisten con las autóctonas, pero lo más frecuente es que alteren ecosistemas enteros al superar en competencia, desplazar, enfermar o depredar a las especies autóctonas o al cruzarse con ellas provocando su hibridación. Por ejemplo, la repoblación intencionada de camarones no nativos a principios de la década de 1970 provocó una serie de cambios en los lagos, llegando a desplazar a las águilas calvas que anidaban. En estos casos, los efectos de la introducción de especies invasoras son generalizados, ya que las invasoras alteran la distribución y composición general de las especies, el ciclo de los nutrientes y las vías de sucesión.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos