Plantas canarias de uso medicinal

Plantas canarias de uso medicinal

La agricultura en canarias es totalmente platanera

Otros usos de la hierba: Las plantas tienen un sistema de raíces que corre y forman una cubierta de suelo impenetrable. Deben segarse 2 ó 3 veces en sus primeros 2 ó 3 años para fomentar un crecimiento espeso. Lo mejor es espaciar las plantas a unos 60 cm de distancia entre sí. Las hojas se han tejido en sombreros y esteras. sta es una de las principales especies utilizadas en el sistema de cañaverales para el tratamiento de purificación de aguas grises y para el riego con efluentes de aguas residuales de control de la contaminación de fuentes municipales e industriales. Es una de las hierbas forrajeras de mayor rendimiento, con una producción anual que oscila entre 8 y 20 toneladas por hectárea, y tiene potencial como fuente de biomasa.
Propagación del pasto canario Semilla – sembrar en primavera en un marco frío y apenas cubrir la semilla. La germinación debería tener lugar en dos semanas. Cuando sean lo suficientemente grandes como para manipularlas, pinche las plántulas en macetas individuales y plántelas en verano. División en primavera. Las divisiones más grandes pueden plantarse directamente en sus posiciones permanentes. Hemos comprobado que es mejor plantar las divisiones más pequeñas en macetas y cultivarlas a la sombra en un marco frío hasta que estén bien establecidas antes de plantarlas a finales de la primavera o principios del verano.

Plantas silvestres para canarios jilgueros periquitos hierbas

Durante mucho tiempo, el Bidens aurea fue considerado una mala hierba, por lo que solía ser arrancado; sin embargo, debido a la gran facilidad que posee para adaptarse a todo tipo de suelos húmedos, consiguió llegar hasta nuestros días. ¿Conoces esta planta? ¿Quieres aprender un poco más? Presta atención.
El Bidens aurea, también conocido como té de canarioConsiste en una planta originaria de Sudamérica, concretamente de la zona comprendida entre Guatemala y México, por lo que en el momento en que llegó a las Islas Canarias, se le conocía como Té de Milpa. En la actualidad es posible conseguirla dentro de los barrancos que hay alrededor de casi toda la isla.
Hay que destacar que es una hierba perenne y rizomatosa, que puede llegar a medir unos 50cm o un metro de altura; tiene tallos que pueden ser de color marrón rojizo o verdoso. Tiene hojas largas y lanceoladas de color verde oscuro, que tienen el borde aserrado.
Sus flores solitarias, que tienen un diámetro de aproximadamente 20-35mm, pueden ser de color amarillo, blanco y bicolor, teniendo también líneas de color púrpura. Por su parte, produce frutos aquenios y angulosos, con 3-4 pajuelas que incluyen aguijones retrógrados situados en el extremo.

Cómo cultivar y cuidar la galphimia / arbusto canario

Las plantas medicinales, también llamadas hierbas medicinales, se han descubierto y utilizado en las prácticas de la medicina tradicional desde tiempos prehistóricos. Las plantas sintetizan cientos de compuestos químicos con funciones que incluyen la defensa contra insectos, hongos, enfermedades y mamíferos herbívoros. Se han identificado numerosos fitoquímicos con actividad biológica potencial o establecida. Sin embargo, dado que una sola planta contiene fitoquímicos muy diversos, los efectos del uso de una planta entera como medicina son inciertos. Además, el contenido fitoquímico y las acciones farmacológicas, si las hay, de muchas plantas con potencial medicinal siguen sin ser evaluadas por una investigación científica rigurosa para definir su eficacia y seguridad[2].
Los primeros registros históricos de las hierbas se encuentran en la civilización sumeria, donde cientos de plantas medicinales, incluido el opio, aparecen en tablillas de arcilla. El Papiro de Ebers, del antiguo Egipto, que data del año 1550 a.C., describe más de 850 plantas medicinales. El médico griego Dioscórides, que trabajaba en el ejército romano, documentó más de 1.000 recetas de medicamentos con más de 600 plantas medicinales en De materia medica, hacia el año 60 d.C.; esto constituyó la base de las farmacopeas durante unos 1.500 años. La investigación farmacéutica se sirve de la etnobotánica para buscar sustancias farmacológicamente activas en la naturaleza, y así ha descubierto cientos de compuestos útiles. Entre ellos se encuentran los fármacos comunes como la aspirina, la digoxina, la quinina y el opio. Los compuestos que se encuentran en las plantas son de muchos tipos, pero la mayoría pertenecen a cuatro clases bioquímicas principales: alcaloides, glucósidos, polifenoles y terpenos.

Los 3 mejores aloes

Los paisajes de Tenerife son un regalo para la vista, pero también esconden numerosas plantas medicinales, como el popular aloe vera, que le curarán lo que le aqueja. Hay un aire terapéutico en esta isla, y no es sólo la profunda paz y tranquilidad que irradia su propiedad en Tenerife y nuestra maravillosa comunidad residencial. También hay otros secretos escondidos en este entorno natural único. Si no sabe mucho sobre la flora de las Islas Canarias, aquí tiene una introducción a la generosidad de la naturaleza cerca de nuestras casas en Tenerife.
También conocido como Aloe vera real, el aloe vera barbadensis miller es una de las variedades más populares de la planta, cultivada en Tenerife desde hace siglos y utilizada hoy en día no sólo por las extracciones directas de su savia sino también en numerosas terapias naturales disponibles en el mercado. Incluso se dice que Cristóbal Colón se llevó la planta a las Américas para difundir sus propiedades beneficiosas. Durante milenios, el Aloe vera se ha utilizado como agente antiinflamatorio, para calmar quemaduras, esguinces y torceduras, y para la acidez estomacal, pero hoy también es un ingrediente popular en las cremas antienvejecimiento.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos