Playa de las teresitas canarias

Playa de las teresitas canarias

Wikipedia

Playa de Las TeresitasPlaya de San Andrés, TenerifeLocalizaciónSanta Cruz de TenerifeCoordenadas28°30′31″N 16°11′09″W / 28.50861°N 16.18583°W / 28.50861; -16.18583Coordenadas: 28°30′31″N 16°11′09″W / 28.50861°N 16.18583°W / 28.50861; -16.18583Longitud1.300 metros (4.300 ft)Anchura80 metros (260 ft)
Originalmente, la zona de la playa estaba formada principalmente por piedras y rocas, con una pequeña franja de arena negra. Estaba dividida en tres partes diferenciadas que tenían distintos nombres: Tras la Arena, más cercana a San Andrés; Los Moros en el centro; y finalmente la zona delimitada por el barranco de Las Teresas. Había un balneario privado en medio de la playa, y la zona se utilizaba también para practicar el surf. Encima de la playa había granjas y huertos, donde se cultivaban plátanos, mangos, tomates y aguacates, que proporcionaban al pueblo la mayor parte de sus ingresos en aquella época[1].
En la década de 1950, varias playas de la zona de Santa Cruz fueron desapareciendo al utilizarse su arena para la construcción, y el Puerto de Santa Cruz de Tenerife se expandió en su lugar. En 1953, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife se planteó la construcción de una playa artificial en San Andrés. El plan inicial fue aprobado en 1961, y los ingenieros Pompeyo Alonso y Miguel Pintor realizaron un diseño completo de la nueva playa. Fue aprobado por el Ayuntamiento en 1965 y por el Ministerio en 1967[1].

Hotel playa de las teresitas

La playa de las Teresitas es un lugar ideal para desconectar, a sólo diez minutos de la ciudad en coche y a unos 20 minutos en guagua para los canarios. También se pueden practicar diferentes deportes como el kayak, el paddle surf o la natación. Además, gracias a sus zonas peatonales se puede pasear, hacer footing, patinar, etc.
También se consideraba una playa peligrosa, con fuerte oleaje. De hecho, muchos lugareños recuerdan haber practicado el surf en la playa. Debido a la escasez de arena de la época por parte de una empresa constructora, en 1953 el Ayuntamiento de Santa Cruz decidió construir una playa. A finales de los años 60, hubo que expropiar decenas de terrenos para construir la playa.
A lo largo de sus 1.300 metros de playa podemos realizar todo tipo de actividades. Si quieres hacer alguna actividad acuática como paddle surf, yoga sobre una tabla de surf o kayak, no dudes en preguntarnos. También puedes realizar otros deportes como paddle boarding, running, ciclismo o patinaje. Gracias a su barrera rocosa también se puede nadar sin ningún peligro, debido a la falta de olas.

San andrés tenerife

Al pie de las montañas de Anaga, en el noroeste de Tenerife, se encuentra la playa de Las Teresitas. A pesar de su kilométrica curva de arena dorada, Las Teresitas se las arregla para pasar desapercibida para los turistas, lo cual es extraño cuando probablemente ha aparecido en más postales que cualquier otra playa de la isla. Eso no quiere decir que no esté ocupada; es popular entre los lugareños y muchos visitantes llegan hasta aquí, después de todo está a un corto trayecto en autobús de la capital de la isla, Santa Cruz. Sin embargo, el encanto natural de esta playa hace que merezca la pena compartirla con otras.
Pero, ¡espera un segundo! ¿Has dicho arena dorada? ¿En Tenerife? ¿No es toda la arena aquí de la variedad negra y volcánica? Bueno, en realidad la arena es importada del no tan lejano desierto del Sahara. Y no es lo único que está “mejorado” aquí; hay un rompeolas que recorre toda la playa para mantener el mar en calma y una salpicadura de palmeras a lo largo de la parte trasera de la playa. Si a todo esto le añadimos algunos de los mejores restaurantes de marisco de la isla en el pueblo de San Andrés, este es un lugar estupendo.

Santa cruz de tenerife

La playa de Las Teresitas está situada en el noreste de Tenerife, cerca del centro de Santa Cruz. Con una longitud aproximada de 1,5 kilómetros, la playa se beneficia de un espigón que protege de las corrientes y crea un agua tan tranquila que parece una piscina. Los más pequeños pueden jugar en la orilla sin peligro y aprender a nadar junto a sus padres mientras disfrutan de las amplias zonas poco profundas donde pueden ponerse de pie.
Las palmeras y otros árboles que decoran la playa permiten a los niños jugar todo el día en la arena dorada, construyendo castillos y cavando agujeros, protegidos por la sombra de los árboles. La playa dispone de duchas, aseos y vestuarios, así como de varios bares que venden aperitivos y bebidas. También cuenta con un equipo de salvamento que vela por la seguridad de sus usuarios, así como con enlaces de transporte público y un amplio aparcamiento.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos