Relieve y costas de las islas canarias

Relieve y costas de las islas canarias

Fuertevent…

Gran Canaria tiene un perímetro casi circular con su cumbre situada justo en el centro de la isla. Esto da lugar a un relieve cónico surcado por profundos barrancos en abanico y grandes depresiones, los cráteres del volcán. No obstante, existen diferencias significativas entre el suave relieve del noreste y el abrupto terreno del suroeste.
Gran Canaria goza de un clima apacible durante todo el año y, según su orientación o altitud, da lugar a diferentes microclimas que dividen la isla en tres sectores bioclimáticos: la Región Canaria de los Vientos Alisios o Isla Húmeda al noreste, la Isla Seca al suroeste y las Cumbres por encima de los 1.500 metros. Esta diversidad da lugar a los cambiantes paisajes de Gran Canaria, y le vale el nombre de Continente en Miniatura. Conocer las diferentes peculiaridades del relieve y los microclimas de Gran Canaria es fundamental para fijar un itinerario adecuado y seleccionar el calzado y la ropa que se debe llevar.
El tamaño de la isla y su accidentada orografía dan lugar a un sinfín de hermosos itinerarios cortos y muy accidentados, que van desde los de “costa a cumbre” hasta los casi rectos (por bordear barrancos), sinuosos y escarpados, y todo lo que hay en medio.

Islas gran canaria

La geología de las Islas Canarias está dominada por la roca volcánica. Las Islas Canarias y algunos montes submarinos del noreste forman la Provincia Volcánica de Canarias, cuya historia volcánica comenzó hace unos 70 millones de años[1] La región de las Islas Canarias sigue siendo volcánicamente activa. La erupción volcánica más reciente en tierra ocurrió en 1971 y la más reciente bajo el agua fue en 2011-12.[2]
Las Islas Canarias son un archipiélago de islas volcánicas de 450 km de longitud, con orientación este-oeste, situadas en el Océano Atlántico Norte, a 100-500 km de la costa del noroeste de África[3] y situadas en la placa tectónica africana. Las Islas Canarias son un ejemplo de vulcanismo intraplaca porque están situadas lejos (a más de 600 km) de los bordes de la placa africana[4].
De este a oeste, las islas principales son Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife, La Gomera, La Palma y El Hierro[Nota 1]. Las siete islas principales de Canarias se originaron como volcanes submarinos separados en el fondo del océano Atlántico, que se encuentra a una profundidad de entre 1.000 y 4.000 m en la región canaria.

Tenerife

Las Islas Canarias son bien conocidas por todos como un popular destino de vacaciones al sol. Probablemente poca gente sabe que estas soleadas islas pueden un día, quizás pronto, desencadenar fuerzas naturales que causen estragos en la costa oriental de Norteamérica.
Situadas frente a la costa noroeste de África, las Islas Canarias son territorio español. Las principales islas, por orden de tamaño, son Tenerife, Fuerteventura, Gran Canaria, Lanzarote, La Palma, Gomera y Hierro.
De origen volcánico, el pico más alto de las islas es el inactivo Pico de Tenerife, con 3.710 metros sobre el nivel del mar. Pero los volcanes siguen formándose y cambiando las islas. En La Palma se registraron erupciones en 1949 y 1971.
La corteza exterior sólida de la Tierra puede desplazarse sobre la capa subyacente llamada astenosfera, en la que la roca está tan caliente y bajo una presión tan tremenda que la capa se comporta como un líquido viscoso.
Para explicar el origen de las islas volcánicas se suele invocar la teoría de los “puntos calientes”. Según esta teoría, algunos puntos a varios miles de kilómetros de profundidad en la tierra están tan calientes que las rocas se funden y se convierten en magma hirviente. La alta presión empuja el magma hacia arriba a través de la astenosfera y hacia fuera a través de la corteza terrestre, donde se enfría y solidifica para formar uno, o varios, volcanes vecinos. Al principio, éstos son submarinos, pero a medida que la actividad continúa, las emisiones volcánicas acumuladas se elevan por encima del nivel del mar para formar islas.

La palma

Las dos principales depresiones de la España peninsular son el río Ebro y el Guadalquivir. Son exteriores a la Meseta y fueron cuencas o fosas prealpinas que, tras la orogénesis terciaria, quedaron entre las cordilleras alpinas y los antiguos macizos. Tienen forma triangular y fueron rellenadas por grandes espesores de sedimentos terciarios y cuaternarios. Costas Las costas de la Península están poco recortadas, son curvas y de contorno rectilíneo. Abundan las costas altas y rocosas en el norte, y las bajas y arenosas en el sureste. Las costas de las Islas Baleares tienen tramos rocosos, y las de las Islas Canarias, acantilados. Los casi 4.600 km de costas de la España peninsular pertenecen al mar Mediterráneo en el noreste, este, sureste y sur, al mar Cantábrico en el norte y al océano Atlántico en el noroeste y suroeste.
El Océano Atlántico baña las costas de la comunidad autónoma de Andalucía entre la frontera con Portugal y la punta de Tarifa , siendo este cabo el más meridional de la península (36º 00 ’00’ ‘N). La punta de Tarifa forma parte del Estrecho de Gibraltar y separa el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo. La costa atlántica andaluza tiene una orientación noroeste-sureste, y se caracteriza por ser muy rectilínea y tener casi exclusivamente playas. Más hacia el interior, abundan las marismas y los campos de dunas, ya que el terreno es muy bajo (rara vez supera los 50 metros) y llano (la desembocadura del río Guadalquivir ocupa casi todo el territorio). Este tramo de costa constituye el Golfo de Cádiz.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos