Volcanes activos en canarias

Volcanes activos en canarias

Tour del volcán de gran canaria

Ancochea E, Fuster J M, Ibarrola E, Cendrero A, Coello J, Hernán F, Cantagrel J M, Jamond C, 1990. Evolución volcánica de la isla de Tenerife (Islas Canarias) a la luz de nuevos datos K-Ar. J. Volcanol. Geotherm. Res., 44: 231-249.
Ancochea E, Huertas M J, Cantagrel J M, Coello J, Fuster J M, Arnaud N, Ibarrola E, 1999. Evolución del edificio de Cañadas y sus implicaciones para el origen de la caldera de Cañadas (Tenerife, Islas Canarias). J. Volcanol. Geotherm. Res., 88: 177-199.
Bryan S E, Cas R A F, Marti J, 2000. La erupción pliniana de 0,57 Ma del Miembro Granadilla, Tenerife (Islas Canarias): un ejemplo de la complejidad en la dinámica y evolución eruptiva. J. Volcanol. Geotherm. Res., 103: 209-238.
Carracedo J C, Paterne M, Guillou H, Pérez Torrado F J, Paris R, Rodriguex BAdiola E, Hansen A, 2003. Dataciones radiométricas (14C y K/Ar) del Teide y el rift noroeste, Tenerife, Islas Canarias. Estudios Geol Museo Nac Ciencias Nat, 59: 15-29.
Edgar C J, Wolff J A, Nichols H J, Cas R A F, Marti J, 2002. Una erupción fonolítica compleja formadora de ignimbrita del Cuaternario: el Miembro Poris de la Formación Diego Hernández (Tenerife, Islas Canarias). J. Volcanol. Geotherm. Res., 118: 99-130.

Ver más

Según las creencias de los aborígenes canarios (guanches), Guayota, el rey del mal, el diablo, vivía dentro del Teide (infierno), y secuestró al dios Magec (dios de la luz y del sol), y lo bajó al interior del Teide. Los guanches pidieron clemencia a Achamán, su dios supremo, y éste consiguió derrotar a Guayota, rescatar a Magec de las entrañas del Teide y taponar el cráter. Se dice que el tapón blanquecino que puso Achamán es el último cono del volcán, que corona el Teide.
En el mundo clásico, el Teide era fuente de gran fascinación. Incluso el historiador griego Heródoto mencionó el Teide en dos ocasiones: “(…) Atlas es elevado y tiene forma cilíndrica. Se dice que es tan alto que no se puede ver su cima debido a las nubes que lo envuelven tanto en verano como en invierno, y los habitantes lo llaman Pilar del Cielo (…)”. La otra cita dice lo siguiente: “(…) Hay una colina de sal llamada Atlas que es redonda y empinada y tan elevada que no se puede distinguir claramente su cima (…)”.

Tenerife

Básicamente, las Islas Canarias y su vecina Madeira son volcanes que sobresalen del Océano Atlántico. Se formaron por el movimiento de las placas tectónicas sobre un “punto caliente” de la corteza terrestre. La extraña topografía de las islas se debe exclusivamente a la actividad volcánica, que aún continúa en algunos lugares. Aquí tiene 10 maravillas naturales que puede visitar en una excursión en crucero.
Hace 300 años, gran parte del paisaje del noroeste de Lanzarote no existía. Tras una serie de erupciones que duraron seis años, nació la Montaña de Fuego -conocida como Parque Nacional de Timanfaya-, un mundo extraño de lava contorsionada, conos de ceniza multicolores y misteriosos cráteres. Un autobús todoterreno lleva a los visitantes en una visita guiada.
El Teide, con sus 3.000 metros, es el punto más alto de todo el territorio español y, medido desde el fondo del mar, uno de los mayores volcanes del mundo. Es impresionante cuando se ve desde las cercanías, pero merece la pena tomar el teleférico casi hasta la cima para obtener unas vistas estupendas. El Teide -que aún está clasificado como activo- y sus alrededores son un parque nacional catalogado por la Unesco.

El teide

Las Islas Canarias son bien conocidas por todos como un popular destino de vacaciones al sol. Probablemente poca gente sabe que estas soleadas islas pueden un día, quizás pronto, desencadenar fuerzas naturales que causen estragos en la costa oriental de Norteamérica.
Situadas frente a la costa noroeste de África, las Islas Canarias son territorio español. Las principales islas, por orden de tamaño, son Tenerife, Fuerteventura, Gran Canaria, Lanzarote, La Palma, Gomera y Hierro.
De origen volcánico, el pico más alto de las islas es el inactivo Pico de Tenerife, con 3.710 metros sobre el nivel del mar. Pero los volcanes siguen formándose y cambiando las islas. En La Palma se registraron erupciones en 1949 y 1971.
La corteza exterior sólida de la Tierra puede desplazarse sobre la capa subyacente llamada astenosfera, en la que la roca está tan caliente y bajo una presión tan tremenda que la capa se comporta como un líquido viscoso.
Para explicar el origen de las islas volcánicas se suele invocar la teoría de los “puntos calientes”. Según esta teoría, algunos puntos a varios miles de kilómetros de profundidad en la tierra están tan calientes que las rocas se funden y se convierten en magma hirviente. La alta presión empuja el magma hacia arriba a través de la astenosfera y hacia fuera a través de la corteza terrestre, donde se enfría y solidifica para formar uno, o varios, volcanes vecinos. Al principio, éstos son submarinos, pero a medida que la actividad continúa, las emisiones volcánicas acumuladas se elevan por encima del nivel del mar para formar islas.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos