Fauna invasora en canarias

Fauna invasora en canarias

Alerta de plaga: picudo de la palmera sudamericana en el condado de san diego

Esta es una lista de las especies de mamíferos registradas en las Islas Canarias, España[1] Desde que se demostró que la musaraña de Osor (Crocidura osorio) era en realidad una población de musaraña europea de dientes blancos (C. russula) introducida[2], se cree que la musaraña canaria, C. canariensis, es el único mamífero terrestre autóctono superviviente del archipiélago, ya que todas las demás especies presentes en la actualidad han sido introducidas voluntaria o accidentalmente por el ser humano[3].
Los roedores constituyen el mayor orden de mamíferos, con más del 40% de las especies de mamíferos. Tienen dos incisivos en la mandíbula superior e inferior que crecen continuamente y deben mantenerse cortos royendo. La mayoría de los roedores son pequeños, aunque el carpincho puede pesar hasta 45 kg.
El orden Erinaceomorpha contiene una sola familia, Erinaceidae, que comprende los erizos y los gimnures. Los erizos se reconocen fácilmente por sus espinas, mientras que los gimnures se parecen más a las ratas grandes.
El orden Cetacea incluye ballenas, delfines y marsopas. Son los mamíferos mejor adaptados a la vida acuática, con un cuerpo en forma de huso y casi sin pelo, protegido por una gruesa capa de grasa, y con las extremidades anteriores y la cola modificadas para proporcionar propulsión bajo el agua.

Documental que explora los animales y la naturaleza de los fondos marinos

En Canarias existe una gran diversidad de especies animales y vegetales. El Banco de Datos de Biodiversidad de Canarias ha registrado 17.107 tipos de animales terrestres y 7.150 especies marinas. Aproximadamente el veintisiete por ciento de ellas son endémicas, lo que significa que son únicas en su zona geográfica y, por tanto, necesitan una protección especial contra la extinción.
Las Islas Canarias cuentan con 4.200 especies endémicas, más que cualquier otra región de España. Los reptiles son uno de los grupos animales con mayor número de endemismos. El lagarto gigante de Gran Canaria, que puede alcanzar los 80 cm de longitud, es una de las dieciocho especies endémicas de lagarto de las islas. Este reptil de cuerpo ancho tiene una coloración que puede ser gris o verde dependiendo de su hábitat. En El Hierro también hay otro lagarto gigante que es ligeramente más pequeño que el de Gran Canaria. El lagarto gigante de El Hierro puede medir hasta 60 cm y está en peligro de extinción. Por suerte, desde hace décadas existe un plan de acción para proteger el número de animales.

Tratamiento del picudo rojo en las palmeras

Aunque Tenerife es una pequeña isla de 2.034 km2, alberga una sorprendente diversidad ecológica gracias a sus especiales condiciones ambientales: la abrupta topografía de la isla afecta a sus condiciones climáticas locales, dando lugar a una gran variedad de microclimas. Esta abundancia de microclimas da lugar a una gran variedad de hábitats naturales, lo que se aprecia claramente en la vegetación de la isla. La flora es rica y variada, con unas 1.400 especies de plantas superiores, de las que un número considerable son endémicas de Canarias (200) y otras de Tenerife (140). En cuanto a la fauna, se estima que Tenerife cuenta con unas 400 especies de peces, 56 tipos de aves, 5 reptiles diferentes, 2 especies de anfibios, 13 mamíferos terrestres y varios miles de tipos de invertebrados, además de algunas especies de tortugas marinas y cetáceos.
Tenerife es la mayor y más alta de las Islas Canarias, lo que explica que cuente con la mayor diversidad biológica del archipiélago. Aquí viven más de 800 especies de fauna y flora únicas en el mundo. También es sorprendente pensar que, aunque Canarias sólo representa el 1,5% del territorio español, alberga más de la mitad de las especies endémicas del país.

Especies invasoras (eng sub)

Presentamos datos que confirman que la isla de La Palma alberga la primera población asilvestrada de hurones Mustela furo establecida en las Islas Canarias en el Océano Atlántico. No se sabe cuándo se introdujo la especie, pero los individuos perdidos ocasionalmente durante la caza parecen haberse establecido en algún momento de las dos décadas anteriores. Los avistamientos de hurones se producen principalmente en el norte de la isla, pero es probable que amplíen su área de distribución hacia el sur, y ya se han detectado algunos en el centro de la isla. Informamos de un total de 45 casos de hurones salvajes en 28 localidades diferentes durante 1998-2007. Para minimizar los efectos sobre las especies autóctonas, es necesario adoptar medidas de control o erradicación. La concienciación pública del problema y las campañas de educación, especialmente entre los cazadores, son necesarias para reducir la amenaza de esta especie exótica para la biota de las Islas Canarias.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos